sábado, 13 de octubre de 2012

Sueño hiriente

     Y cada noche sueño contigo. Con tu voz aterciopelada e hiriente. Con tus ojos llenos de histeria y con tu sonrisa indulgente. Me imagino que estás a mi lado. Que no eres tú. Ni soy yo. Que somos un nosotros. Incluso, me llego a imaginar, que somos felices.

      Jajajajaja. Pobre alma mía torturada. No sabe que ya no vendrás, ni que yo espero sola al silencio. Mi mente enferma y ojeriza saca recuerdos de mi subscociente, creando una falsa imagen tuya, rellenando este vacío inerte. Este silencio me mata. Cada vez más, te vas extinguiendo de mi mente.
                                                          Yo lloro lágrimas de sangre.
                                Y mientras tanto, veo tu imagen. Burlona y sedienta de hambre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores